Vacunas y Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII)

Crohn

Colitis

vacunación

Recomendaciones de vacunación para pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal

A la hora de establecer recomendaciones relativas a las vacunas en pacientes  que están recibiendo tratamiento por una enfermedad inflamatoria intestinal (Colitis Ulcerosa o Enfermedad de Crohn), deben diferenciarse dos grupos de personas:

  • Pacientes con medicación que no afecta al sistema inmunológico: deberían simplemente seguir las recomendaciones de vacunación aplicables a la población general.
  • Pacientes con tratamientos sistémicos tradicionales o biológicos, como:
    • Etanercept
    • Adalimumab
    • Ustekinumab
    • Infliximab

Estos tratamientos para las EII pueden hacer más vulnerable el sistema inmunológico del paciente ante determinadas infecciones.

En relación con las vacunas en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, hay que tener en cuenta que el tratamiento inmunosupresor puede disminuir la efectividad de las mismas. De igual modo debe considerarse que las vacunas, en pacientes con el sistema inmunológico alterado, pueden tener efectos adversos no habituales.

Las vacunas y la Enfermedad Inflamatoria Intestinal en pacientes con tratamientos biológicos

Tal y como hemos señalado la administración de vacunas en pacientes con el sistema inmunológico alterado puede dar lugar a reacciones no habituales. En el caso de aparecer una infección debe suspenderse el tratamiento biológico y tratar la infección, una vez el paciente se ha recuperado se prosigue con la terapia biológica.

Cuándo vacunarse 

El tratamiento puede modificar el momento idóneo para recibir la vacuna:

  • Antes de iniciar el tratamiento: se recomienda vacunar antes de empezar con la vacuna del neumococo, que se repite cada cinco años, y anualmente con la vacuna dela gripe.
  • Hasta 14 días antes de empezar el tratamiento: en el caso de las vacunas inactivadas (como la antirrábica, hepatitis A, gripe…). Los pacientes que reciben vacunas durante los 14 días previos al inicio del tratamiento o mientras lo reciben podrían no quedar inmunizados de forma idónea. Debido a esta razón se recomienda que sean revacunados al menos tres meses después de finalizar el tratamiento.
  • Cuatro semanas antes del inicio: en el caso de las vacunas atenuadas (virus atenuados como la fiebre amarilla, varicela, cólera…) deberían transcurrir cuatro semanas entre su administración y el inicio del tratamiento. Las vacunas atenuadas están contraindicadas durante el desarrollo del tratamiento, para personas con EII. En el caso de que se haya iniciado deberán haber pasado tres meses desde la finalización del mismo, para ser administradas con seguridad.

Vacunas cuando se viaja con una Enfermedad Inflamatoria Intestinal

La administración de vacunas que contienen microorganismos vivos, como las que se ponen cuando se viaja a un país exótico (fiebre amarilla, etcétera), están contraindicadas durante todo el tratamiento y un período de tiempo tras su finalización.

Los pacientes con tratamiento inmunosupresor para la EII que viajen a zonas con enfermedades tropicales deben revisar con especial cautela las vacunaciones recomendadas para los viajeros. En aquellos casos en los que la vacunación esté contraindicada, el fármaco para las personas con EII debería suspenderse hasta que fuese seguro administrar la vacuna.

VacunaPautaPacientes en tratamiento inmunosupresor
Fiebre amarillaConsultar Ficha TécnicaContraindicada
Encefalitis japonesaConsultar Ficha TécnicaNo contraindicada
Encefalitis centroeuropeaConsultar Ficha TécnicaNo contraindicada
RabiaConsultar Ficha TécnicaNo contraindicada
Fiebre tifoidea oralConsultar Ficha TécnicaContraindicada
Fiebre tifoidea inyectableConsultar Ficha TécnicaNo contraindicada
Cólera oralConsultar Ficha TécnicaNo contraindicada