Cargando...

La importancia de una dieta sana

Colitis
Ejercicio

Todos debemos hacer una dieta sana y equilibrada. Pero si padeces CU, es posible que notes que ciertos alimentos influyen sobre los síntomas durante los brotes o que hay cosas más fáciles de digerir que otras.  

La CU varía de un paciente a otro, así que no son siempre los mismos alimentos los que agravan los síntomas en todas las personas que padecen CU. Si en tu caso sí ocurre, quizá sea útil que cambies tu dieta durante los brotes.  


No te quedes sin nutrientes

Es bastante común que los pacientes con CU pierdan mucho peso – porque a lo mejor no te apetece comer cuando notas los síntomas de la CU, y eso puede afectar a tu peso. Trata de hacer una dieta equilibrada en los momentos en los que síntomas sean menos severos, ya que esto es más difícil de hacer durante los brotes.  



Durante los brotes


Si no tienes apetito durante los brotes, puede que te resulte más fácil comer porciones pequeñas de forma regular que hacer tres grandes comidas al día. Opta por aperitivos nutritivos, ricos en calorías, como yogures, o batidos hipercalóricos.  


Comer fibra durante los brotes puede agravar los síntomas de la CU. La fibra se encuentra en alimentos como los cereales integrales y las frutas y verduras sin pelar. Para reducir el consumo de fibra, puedes pasar de la pasta, pan y arroz integrales a la pasta, pan y arroz normales. La fruta en conserva y los zumos de fruta y verdura pueden ayudarte a obtener los nutrientes necesarios sin tomar fibra. Aún así, la fibra es muy importante para la salud, así que habla con tu equipo médico antes de reducir su consumo.

Alimenta la salud de tus huesos

Los pacientes de CU pueden ser más propensos a desarrollar osteoporosis (debilitamiento de los huesos que hace que se rompan con facilidad) – esto ocurre por varias razones, que tu médico puede explicarte.  Hacer una dieta rica en calcio te ayuda a proteger los huesos. Entre los alimentos ricos en calcio cabe mencionar los productos lácteos, como el queso, la leche y el yogurt. Si te preocupa no estar consumiendo suficiente calcio, habla con tu médico, que quizá te recomiende un suplemento.

La vitamina D también es crucial para la salud de los huesos, y se obtiene mediante la luz solar. Así que debes intentar salir al aire libre y exponer la piel al sol (sin protección solar) hasta 30 minutos, varios días en semana, cuando sea posible; asegúrate de cubrirte antes de quemarte. Aunque la mejor fuente de vitamina D es  la luz del sol, puedes completar con comidas que contengan vitamina D, como los huevos, y la caballa. Si te preocupa la falta de vitamina D, habla con tu médico sobre la posibilidad de tomar un suplemento.

Vigila tu ingesta de hierro

Mucha gente con CU padece falta de hierro, un mineral muy importante para la salud. Una dieta equilibrada debe incluir alimentos ricos en hierro – carnes rojas, verduras de hoja oscura, huevos, cereales enriquecidos y legumbres. Habla con tu médico si crees que puedes necesitar un suplemento de hierro o inyecciones para aumentar tus niveles de hierro.

Escribe un diario de lo que comes

Puede ser útil llevar un diario de lo que comes con la finalidad de tener registrado lo que comes y bebes junto a cómo te encuentras y cómo van lo síntomas. Puedes usarlo para detectar patrones cuando lo revises.

¿Te ha resultado útil este contenido?

(0votos, promedio: 0 de 5)

Bibliografía de consulta:
1 - National Association for Colitis and Crohn’s Disease, Food and IBD Fact Sheet, http://www.crohnsandcolitis.org.uk/about-inflammatory-bowel-disease/publications/food-and-ibd, consultado en noviembre de 2015.

Contenidos avalados por:

QUIERO MAS CONTENIDOS Y SERVICIOS