Cargando...

Encontrar motivación durante el tratamiento

Progresos
Reflexionar

Piensa en aquello que quizás haya cambiado a mejor desde que empezaste el tratamiento. Esto puede ayudarte a mantenerte en un estado de positivismo y motivación.

Si convives con una enfermedad inflamatoria crónica, puede que no siempre te resulte fácil mantener una actitud positiva. Es por esto que los expertos en psicología de la salud recomiendan que te tomes un momento para reflexionar sobre cómo marcha tu tratamiento.1,2
Piensa en cómo era tu día a día antes de empezar el tratamiento y en aquello que quizás haya mejorado desde entonces. Mira hacia atrás, observa cuánto has progresado y considera lo que eso significa de cara al futuro.

Es posible que no siempre notes evolución en los síntomas (por ejemplo si te duele más o menos que el día anterior). Sin embargo, cuando te paras a reflexionar en cómo es ahora tu vida cotidiana en comparación con cómo era antes del tratamiento, puede que te des cuenta de que en realidad seguro que has progresado en varios aspectos.

Para algunas personas, los cambios pueden ser bastante obvios. Quizás hay cosas que ahora puedes hacer y que antes de empezar el tratamiento no te resultaban tan fáciles.

El reflexionar también te ayuda a recordar por qué es importante continuar tomando la medicación tal como te han indicado. Quizá los síntomas hayan mejorado y pienses que ya no necesitas seguir tomando la medicación. Esta es la razón por la que algunas personas deciden no continuar con su tratamiento. La idea de dejar el tratamiento o saltarse una dosis porque te sientas mejor puede ser tentadora, pero es muy probable que esto conlleve que los síntomas reaparezcan.3

Quizás no hayas progresado tanto como te hubiera gustado. Si te preocupa tu evolución, habla con tu profesional sanitario. Tanto si has notado avances como si no, es importante que no dejes de tomar la medicación a no ser que lo hayas consultado previamente con tu médico.

Ser capaz de encontrar patrones puede ayudarte a comprender cómo está evolucionando tu enfermedad a lo largo del tiempo.

Puedes basarte para ello en la siguiente tabla. Descárgala, imprímela y apunta cuáles han sido tus progresos.

Descargar ficha

Analizar de vez en cuando cómo es tu evolución es útil para reflexionar sobre cómo puede estar ayudándote tu tratamiento a gestionar tu enfermedad. Esta información puede motivarte a seguir adelante con el tratamiento.

No te olvides de felicitarte a lo largo del camino por cualquier progreso que hayas experimentado en la gestión de tu enfermedad: Date un capricho, reúnete con tus amigos o familiares, ve al cine o cómprate un libro nuevo. Sigue adelante con el buen trabajo y disfruta.

¿Te ha resultado útil este contenido?

(0votos, promedio: 0 de 5)

Bibliografía de consulta:

Referencias:

  1. White CA. Cognitive behavioral principles in managing chronic disease. West J Med. 2001;175(5):338-342.
  2. Nes AA, Eide H, Kristjánsdóttir OB, van Dulmen S. Web-based, self-management enhancing interventions with e-diaries and personalized feedback for persons with chronic illness: a tale of three studies. Patient Educ Couns. 2013;93(3):451-458.
  3. Chen DY, Lau CS, Elzorkany B, et al. Dosing down and then discontinuing biologic therapy in rheumatoid arthritis: a review of the literature. Int J Rheum Dis. 2018;21(2):362-373.

Contenidos relacionados

QUIERO MAS CONTENIDOS Y SERVICIOS