Neonatología

¿Qué es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es una infección respiratoria producida por un virus en la que se inflaman los bronquios y los bronquiolos, que son las vías aéreas o conductos más pequeños que llevan el aire dentro del pulmón. La Bronquiolitis Aguda es la infección de vías respiratorias inferiores más frecuente en la infancia.

El virus que causa la bronquiolitis más frecuentemente es el denominado Virus Respiratorio Sincitial, conocido comúnmente por sus siglas VRS. El virus respiratorio sincitial es la primera causa de infección respiratoria aguda grave en forma de bronquiolitis o neumonía y es, además, la principal causa de hospitalización por infección del tracto respiratorio inferior en menores de 2 años en países desarrollados.

Cada año hay una epidemia de VRS que afecta especialmente a la población infantil. Los primeros casos pueden aparecer en Septiembre-Octubre y pueden extenderse hasta Abril.

¿Cuáles son los síntomas de la bronquiolitis?

La enfermedad suele comenzar con los síntomas de un resfriado común: congestión nasal, moqueo, y a veces fiebre. Estos síntomas pueden agravarse después de tres o cuatro días, apareciendo dificultad respiratoria, (se marcan las costillas y el abdomen sube y baja de manera exagerada al respirar y se ensanchan las fosas nasales), tos persistente y respiración ruidosa, con sibilancias (sonido parecido al de un silbido o pito al respirar) u otros ruidos al auscultar al niño de forma que pueda llegar a precisar atención urgente.

Como consecuencia, algunos niños pueden tener dificultad para alimentarse, y a veces pueden presentar algún vómito o atragantamiento. Todo esto ocurre porque sus bronquiolos están obstruidos por la inflamación y por el moco que se segrega.

Por lo general la enfermedad puede durar entre 7 y 12 días. Tras la infección por el virus respiratorio sincitial, la inmunidad no es completa y son frecuentes las re-infecciones en edades más avanzadas.

Estudios recientes analizan una posible relación entre el contagio del VRS con el posterior desarrollo en edades más avanzadas de sibilancias recurrentes .

¿Cómo se contagia y cómo puedo prevenirla?

Se contagia principalmente tocando objetos contaminados con el virus (por ejemplo, juguetes, ropa, chupetes, pañuelos de papel... en los que suelen quedarse gotas de saliva o mucosidad con el virus) y luego tocándose los ojos, la nariz o la boca.

La bronquiolitis se transmite de persona a persona, por lo que las personas que presenten una infección respiratoria, aunque sea un simple catarro, deben lavarse las manos frecuentemente, especialmente antes y después de tocar al niño o alguno de los objetos que él utiliza.

Es también importante evitar los lugares concurridos, especialmente donde haya muchos niños (como guarderías y parques infantiles).

Se debe evitar totalmente la exposición al humo de tabaco. Se recomienda la lactancia materna, ya que los niños que la toman están más protegidos contra la bronquiolitis.

Medidas para evitar el contagio

  • Medidas para evitar el contagio.Lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia ya que son el primer vehículo para la transmisión de gérmenes y bacterias.
  • Sobre todo durante el periodo epidémico antes de tocar al bebé.
  • Evitar totalmente la exposición del bebé al humo del tabaco durante y después de la gestación, y evitar los ambientes cargados de humo.
  • Evitar entornos cerrados y potencialmente contagiosos (aglomeraciones).
  • Utilizar pañuelos desechables y tirar inmediatamente los usados.
  • Evitar el contacto físico del bebé con personas con síntomas respiratorios o fiebre.
  • Limpiar los juguetes sobre todo después de que los hayan utilizado otros bebes o mayores enfermos.
  • Lavar bien platos y biberones.
  • Utilizar material de higiene específico, distinto al de los mayores.

¿Existen niños más vulnerables que otros?

Existen bebés especialmente vulnerables ante la infección por VRS: son los bebés prematuros, los bebés con cardiopatías congénitas y con enfermedades pulmonares.

En este grupo de niños deben extremarse las medidas de prevención de la enfermedad pues una infección por VRS podría agravar en gran medida su estado de salud.

Son vulnerables al contagio a causa de la anatomía de sus vías respiratorias menos desarrolladas y además por disponer de menos anticuerpos de transferencia materna. En estos niños el virus respiratorio sincitial puede generar una infección grave que podría suponer una amenaza para el bebé.
El contagio por VRS puede complicar una cardiopatía de manera grave. Estos niños tienen mayor riesgo de sufrir infecciones respiratorias graves, por ello cuando sufre una infección por VRS el niño con cardiopatía puede ingresar en la UCI, además la infección por VRS puede ser la responsable del retraso en intervenciones programadas.
Presentan más infecciones vírica respiratorias bajas relacionadas con el VRS que los niños con parámetros normales lo que provoca más riesgo de hospitalización y mayor deterioro de la función pulmonar.

¿Cuándo debo consultar a mi pediatra?

Ante la sospecha de que el niño/a respira más rápido o más agitado de lo normal, es necesario que consulte a su pediatra para que le examine.

Debe acudir urgentemente al médico si:

  • Respira muy agitado.
  • La piel se hunde en las costillas.
  • Rechaza o presenta dificultad para ingerir los alimentos.
  • Está muy agitado o bien muy dormido.
  • La fiebre es muy alta.
  • Emite un quejido al respirar.
  • Presenta color azul en los labios o las uñas espontáneamente o con la tos.
  • Hace pausas respiratorias.
  1. Guía de Práctica Clínica sobre Bronquiolitis Aguda. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y Política Social. Agència d´Avaluació de Tecnologia i Recerca Mèdiques; 2010. Guías de Práctica Clínica en el SNS: AATRM. Nº 2007/05.
  2. Subcommittee on Diagnosis and Management of Bronchiolitis. Pediatrics. 2006 Oct;118(4):1774-93
  3. Sardon et al. Bronquiolits An Pediatr Contin. 2007;5:332-42 - Vol. 5 Núm.6 DOI: 10.1016/S1696-2818(07)74156-2
  4. Alonso A. et al, Acta Paediatr. 2007 May;96(5):731-5. Epub 2007 Mar 23
  5. Escobar GJ. Et al, BMC Pediatr. 2013 Jun 19;13:97. doi: 10.1186/1471-2431-13-97
  6. Manual para padres con niños prematuros. SENeo. Ibáñez & Plaza Asociados S.L.
  7. Suarez et al. Recomendaciones para la prevención de la infección por virus respiratorio sincitial en pacientes con cardiopatía congénita. SECPCC
  8. Boyce TG. Et al, J Pediatr. 2000 Dec;137(6):865-70.
  9. Centers for Disease Control and Prevention. RSV: Frequently asked questions. Consulté le 13 mai 2009 au www.cdc.gov/RSV/about/faq.html.