Cargando...

Técnicas que pueden ayudarte a manejar el dolor

Ejercicio
Estado emocional
Relajarse

El dolor es una experiencia subjetiva, esto quiere decir que es propia de cada uno y muy difícil de explicar. Lo que sí se sabe es que en ella influyen tanto los factores físicos, como los psicológicos y sociales. De modo que si un día estamos más nerviosos o hemos tenido algún problema en el trabajo, nuestro dolor probablemente empeorará. Además de la medicación, existen otras técnicas probadas que pueden ayudarnos.

Relájate

Cuando estamos más nerviosos, los músculos están tensos y estamos más sensibles al dolor, y si aumenta el dolor, cada vez estaremos más nerviosos, produciéndose un círculo “nerviosismo -dolor-nerviosismo”. La relajación puede ser una forma de romperlo. Empieza con respiraciones lentas y profundas, después trata de relajar todas las partes del cuerpo, imaginando que están flojas y pesadas, para terminar imaginando una imagen que te resulte agradable, como una playa. Para que esto funcione, debes utilizar todos los sentidos (escuchar las olas, sentir el calor del sol sobre la piel…). Puedes hacer estos ejercicios en silencio o con música relajante, pero debes practicarlos con regularidad.

Practica ejercicio

Los beneficios del ejercicio más o menos continuado están claramente demostrados en los procesos reumáticos. El ejercicio diario ligero ayuda a reducir el dolor de tres formas:

  1. Mejora el tono muscular, lo que favorece mayor movilidad y previene las contracturas, que causan más dolor.
  2. Ayuda a nuestro cuerpo a producir sustancias que reducen la sensación dolorosa.
  3. Puede ser una distracción agradable, ya que durante el ejercicio te concentras en otra actividad, reduciendo la atención al dolor.

El ejercicio físico puede ser suave, como por ejemplo, pasear todos los días cuarenta minutos, y debe ser constante, para que los beneficios se mantengan.

Piensa de una forma positiva y aprende a expresarlo

A menudo nos encontramos en situaciones en las que “lo vemos todo negro”, porque pensamos que no podemos hacer nada para controlar el dolor, que es insoportable, que irá a peor… Estos pensamientos tan negativos son muy perjudiciales, porque afectan a nuestro estado de ánimo y aumentan el dolor. Para poder cambiarlos, lo primero es darse cuenta de que los estamos teniendo. Una vez que eres consciente de ellos, se puede trabajar en pensar más positivamente, siendo más realista y generando pensamientos alternativos.

Además, nos han enseñado que es “malo” expresar enfado y rabia, nos sentimos culpables y en ocasiones lo escondemos. También nos ocurre a la hora de expresar un desacuerdo con otra persona. Todos los pensamientos o emociones deben ser expresados, porque guardarlos no hace que desaparezcan y a la larga se convierten en perjudiciales incluso para la salud física. Pero cualquier forma de expresión no siempre es buena, debemos exponer a los demás lo que nos gusta o disgusta, lo que pensamos, de forma que puedan comprendernos. Hay que aprender a comunicar adecuadamente nuestro punto de vista y lo que necesitamos a los demás de manera adecuada, madura y efectiva, sin la intención de perjudicar al otro.

¿Te ha resultado útil este contenido?

(0votos, promedio: 0 de 5)

Bibliografía de consulta:
Extraído de: MIRA Nº 2 Año 1 · 2010 Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis) PAG 20.

QUIERO MAS CONTENIDOS Y SERVICIOS

Política de Cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Tus datos personales no quedarán registrados. Si sigues navegando entendemos que aceptas su uso.

Leer más
Detalles
Estadísticas
Estadísticas
Declaración CookiesSobre las Cookies
NombreProveedorPropósitoExpiraciónTipo
cookies-acceptwww.abbviecare.es Recordar la decisión del usuario.1 año
statisticswww.abbviecare.es Recordar la decisión del usuario.1 año
howDidYouKnowUswww.abbviecare.es Recordar no mostrar la modal de como nos has conocido1 año
wordpress*www.abbviecare.es Cookies para el correcto funcionamiento de sistema-
wp*www.abbviecare.es Cookies para el correcto funcionamiento de sistema-
_gawww.abbviecare.es Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web.2 añosHTTP
_gatwww.abbviecare.es Utilizado por Google Analytics para controlar la tasa de peticiones.1 minutoHTTP
_gidwww.abbviecare.es Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web.1 díaHTTP

Las cookies son pequeños archivos de texto que los sitios webs pueden usar para obtener más información o mostrar una experiencia de usuario más eficiente.

La ley permite almacenar cookies en tu dispositivo si son estrictamente necesarias para el funcionamiento de esta página. Para todos los demás tipos de cookies necesitamos tu permiso.

Este sitio utiliza diferentes tipos de cookies. Algunas de ellas provienen de servicios de terceros.

Siempre que lo desees, podrás configurar tu consentimiento sobre la declaración de cookies en nuestro sitio web.

Obtén más información sobre quiénes somos, cómo puede contactarnos y cómo procesamos los datos en nuestra Política de privacidad.