Acaban de diagnosticarme, ¿Qué necesito saber?

Tipos

Sentimientos

Colitis

Referencias: 
  1. Educainflamatoria. Plataforma educativa para el paciente con enfermedad inflamatoria intestinal https://www.educainflamatoria.com/pruebas-diagnosticas-y-de-control  Consultado en mayo de 2018.
  2. Colitis Ulcerosa. Clínica Universidad de Navarra https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/colitis-ulcerosa/  Consultado en mayo de 2018.

La Colitis Ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria intestinal de tipo crónico y de causa no totalmente determinada, que afecta exclusivamente al colon (intestino grueso); comenzando habitualmente en el recto (tramo final del tubo digestivo) y extendiéndose por lo general, de manera continua y simétrica a otros segmentos del colon (colon ascendente, colon transverso y colon descendente).1

Al igual que la Enfermedad de Crohn (EC), la Colitis Ulcerosa tiene carácter sistémico, pudiendo afectar además a otras partes del cuerpo (piel, boca, ojos, articulaciones, etc.), aunque con menor frecuencia que en el caso de la EC. A este tipo de alteraciones (dermatológicas, oftalmológicas, reumatológicas, etc.) se las conoce en conjunto como manifestaciones extraintestinales (MEI).1

La CU se caracteriza por afectar únicamente a la capa más interna del intestino grueso, la mucosa; responsable de actuar como primera barrera frente a la entrada de sustancias dañinas, facilitar la secreción y transporte de nutrientes, agua y minerales y de lubricar el interior del intestino para facilitar la defecación. Debido a la afectación única de la mucosa, es menos frecuente la aparición de estrechamiento del diámetro interno del intestino (estenosis), el engrosamiento de la pared intestinal, o la  presencia de fístulas en comparación con la Enfermedad de Crohn; pero sí causa una excesiva presencia de moco, sangre y úlceras de distintos tamaños en la superficie interna intestinal. Por lo general, las úlceras son de pequeño tamaño, redondas y superficiales, pero pueden llegar a extenderse y formar puentes mucosos con acúmulo de células inflamatorias. Cuando las úlceras cicatrizan puede dar lugar a unas estructuras o masas de tejido pequeñas y múltiples sobre la superficie de la pared del intestino (pseudopólipos). En algunas ocasiones, la inflamación de la mucosa puede extenderse a otra de las capas del colon, la submucosa, situada alrededor de la mucosa, produciendo un adelgazamiento de la pared del colon y favoreciendo la posible perforación del mismo.1

 

¿Cómo me afecta la Colitis Ulcerosa?2

Los síntomas dependen de la localización anatómica y de la severidad de la inflamación.

En la Colitis Ulcerosa la afectación a nivel rectal es lo más habitual siendo el síntoma principal la expulsión de sangre por recto acompañada generalmente de aumento del número de deposiciones.2

Se puede asociar dolor abdominal más o menos difuso que mejora inicialmente con la defecación. Puede existir fiebre y pérdida de peso dependiendo de la gravedad, duración y localización del brote.2

 

¿Por qué tengo Colitis Ulcerosa?1

La Colitis Ulcerosa surge como consecuencia de la generación de una respuesta inflamatoria inadecuada del sistema inmune  a nivel de la mucosa intestinal, frente al propio organismo. La causa concreta de la respuesta inflamatoria inadecuada en la CU es desconocida. Las investigaciones actuales apuntan a que la enfermedad puede surgir como resultado de una compleja interacción entre la predisposición genética (susceptibilidad)  de una persona a padecer la enfermedad, la exposición a factores ambientales y la microflora comensal intestinal (distintos tipos de bacterias presentes en el interior del intestino que colaboran en el proceso de nutrición, también conocida como flora bacteriana), con la posible participación de agentes infecciosos.1

 

Tipos

¿Qué tipos de Colitis Ulcerosa hay?1

La Colitis Ulcerosa puede clasificarse en función de su extensión y de su gravedad (Tabla 1). Esta clasificación de la enfermedad es un factor condicionante de la aparición de  síntomas, de la presencia y frecuencia de complicaciones, de la necesidad de cirugía y de la evolución con mayor o menor rapidez a formas más complicadas de la enfermedad que pueden requerir diferentes niveles de tratamiento.

ExtensiónGravedad
E1: Proctitis ulcerosa S0: Remisión clínica asintomático
E2: Colitis izquierda o Colitis Ulcerosa distal S1: Leve
E3: Colitis Ulcerosa extensa o PancolitisS2: Moderada
S3: Grave

En función de la extensión o zona anatómica afectada, podemos clasificar la Colitis ulcerosa en:

  • Proctitis ulcerosa (E1): Este término hace referencia a la afectación limitada al recto, sugiriendo en algunas ocasiones que el proceso inflamatorio no supere los 15 centímetros desde el esfínter anal. Aproximadamente entre el 30 y 40% de los pacientes con Colitis Ulcerosa presentan esta extensión o localización.
  • Colitis Izquierda o Colitis Ulcerosa Distal (E2): En este grupo se incluyen los pacientes con afectación distal al ángulo esplénico (ángulo que forma el colon descendente con el colon transverso); es decir, con afectación de recto, sigma y colon descendente hasta llegar al colon transverso. Supone la afectación más frecuente, encontrándose en un 44-48% de los pacientes con Colitis Ulcerosa.
  • Colitis Ulcerosa extensa o Pancolitis (E3): Es la presentación de la enfermedad menos frecuente, solamente la padecen entre un 9 y un 17% de los pacientes con Colitis Ulcerosa. La inflamación en este caso se extiende más allá del ángulo esplénico, desde el recto hasta el ángulo hepático (ángulo que forma el colon transverso con el colon ascendente), incluyendo el colon transverso; en algunas ocasiones puede llegar a afectar a todo el colon (Pancolitis).

Según la gravedad de la enfermedad, directamente relacionada con el grado de actividad inflamatoria, encontramos:

  • Remisión clínica, asintomático (S0): Supone un estado en el que no existe actividad inflamatoria manifiesta, por lo tanto coincide con un periodo de inactividad de la enfermedad, donde el paciente no presenta síntomas asociados a la misma.
  • Leve (S1): El proceso o actividad inflamatoria no es muy elevada, de manera que el paciente no presenta síntomas sistémicos (aquellos que afectan a todo el cuerpo), aunque puede aparecer un aumento en las deposiciones (entre 3 y 4 deposiciones al día) y presencia de sangre en las mismas.
  • Moderada (S2): El proceso inflamatorio comienza a ser evidente, causando ligeros síntomas sistémicos en el paciente y deposiciones diarias más frecuentes (entre 5 o más al día).
  • Grave (S3): Caracterizada por una actividad inflamatoria intensa, con presencia de síntomas más que evidentes y generalizados, con al menos 6 deposiciones diarias, taquicardia y fiebre.

 

Pruebas

¿Qué pruebas se pueden hacer para diagnosticar Colitis Ulcerosa y para controlar su evolución?1

A la hora de evaluar a un paciente con sospecha de Colitis Ulcerosa es importante realizar una adecuada historia clínica, que debe comenzar preguntando por los antecedentes personales (otras enfermedades y tratamientos) y familiares; y a continuación, valorar la clínica o los síntomas que el paciente presenta. En esta primera entrevista, el médico puede orientar el diagnóstico acompañándose siempre de una adecuada exploración y solicitando las denominadas pruebas complementarias o pruebas diagnósticas. Los métodos de diagnóstico y de control de la evolución de la Colitis Ulcerosa, consisten en pruebas analíticas (sangre y heces), pruebas endoscópicas (fundamentalmente la colonoscopia con toma de biopsia) y pruebas radiológicas. 1